jueves, 2 de octubre de 2014

Rónin. Francisco Narla

Dámaso estaba dispuesto a todo por Constanza, incluso atravesar los mares hasta el fin del Imperio del entonces rey Felipe III. Constanza lo amaba tanto que estaba dispuesta a esperarlo hasta el fin de los días. Pero Hortuño de Andrade no estaba dispuesto a que esto ocurriera, de ninguna de las maneras, por ello le envió a él al Japón y a ella... Bueno, para eso es mejor leer la novela.
Todos los mimbres de esta historia son capaces de atrapar el interés del más pintado: espadachines, samuráis, barcos, corrupción, luchas de poder, amor.
La veracidad le viene dada por los datos históricos y por sus personajes reales; la magia, por las aventuras de sus personajes y por los avatares a los que se enfrentan.
   Sin embargo, no ha sido oro todo lo que he visto relucir en esta historia. También he encontrado sombras. El lenguaje me ha parecido, a veces, demasiado denso, girando en torno a una idea, como dice cierto lenguaje popular "mascón". Creo que, en su afán de adaptarse al siglo de los acontecimientos, ha incluido demasiadas palabras apenas usadas hoy en día, además los términos japoneses no siempre quedan explicados por el contexto. El uso de varios términos para un mismo personaje me ha confundido más de una vez. Sus giros y vueltas sobre una misma idea me causaban nerviosismo cuando lo que esperaba era avanzar en la historia.
   En ocasiones, el arrojo de algunos personajes me ha parecido poco creíble, al igual que algunos giros de la historia para justificar lo que ocurría. Ojalá pudiera dar ejemplos de lo que digo, pero tendría que desvelar parte de la trama y una de las cosas que más me han gustado del libro ha sido la sorpresa que se escondía página tras página, como ya digo, a veces poco creíble, pero siempre entretenida y emocionante.

   La comparación de dos culturas radicalmente opuestas, las reacciones de dos personas aparentemente diferentes no implica que los valores éticos de algunos hombres no sean iguales, vengan de donde vengan. Me ha gustado la relación entre el aspecto de los personajes y su carácter, y también la diferencia del lenguaje y del estilo de narrar los hechos de cada mundo, Japón: pausado, reflexivo, contemplativo; España: ruidoso, impulsivo, atropellado.
   Unas buenas descripciones del entorno me han llevado hasta Osaka, pasando por Manila, con su clima, sus paisajes, sus deficiencias. A través de olores y sonidos, he viajado en barco por mares encrespados y he visto combates contra buques piratas. He viajado de Madrid a Sevilla y aquí, he recorrido sus calles, sus barrios y, sobre todo, sus tabernas, además de sus cárceles.

   Puedo decir que, a pesar de ciertos pesares, he hecho un gran recorrido histórico y he vivido una interesante aventura.

28 comentarios:

  1. Entre los pros y los contras parece que te decantas, en líneas generales, por lo positivo. Me quedo con ello ya que me fío de ti, pero no creo que pudiera encontrarle hueco pronto.

    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es grandecito, la verdad, y necesita de su tiempo, pero me ha merecido la pena. Abrazos.

      Eliminar
  2. Es una novela que no me llamó la atención desde el principio y sigue sin hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre! Ya sabes que todo va en gustos. Abrazos.

      Eliminar
  3. A mí sí me llama la atención, pero si dices que es un libro grandecito y que necesita su tiempo lo dejaré pasar, al menos de momento. Ya tengo bastante con el Conde. jejejej.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ese condeeeee, jejeje. Pues nada, más adelante. Abrazos.

      Eliminar
  4. A mi me llamó la atención cuando salió, pero viendo las objeciones que le pones rebajaré las expectativas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, las objeciones son personales, quizás tú no las veas igual. Abrazos.

      Eliminar
  5. Pues a pesar de los pesares has sabido extraer aquello que hace que finalmente la lectura te mereciera la pena. La novela histórica no es mi fuerte y selecciono muy mucho ese tipo de lecturas. Aunque fíjate, tengo a Narla por un buen escritor de novela histórica. Pero quizás con algo más ligero (en todos los sentidos).

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la novela histórica, por eso me tiro de cabeza cuando veo una. Aunque no ha sido como yo esperaba, sí la he disfrutado lo suficiente como para repetir con el autor. Abrazos.

      Eliminar
  6. la leí, y a mí me sorprendió y gustó mucho, me recordó a los buenos clásicos de aventuras. Hacía tiempo que no encontraba en las estanterías de novedades una historia de aventuras tan atrayente. Juan Folgar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan. Ya sabes que todo depende de gustos y de cada persona. Creo que es un buen libro, pero a veces no me parecía muy creíble. Gracias por comentar. Abrazos.

      Eliminar
  7. La verdad es que lo veo y me supera por su tamaño ya que el género no es lo que más me llama, tampoco me gusta eso de manipular las cosas para que vayan por dónde es autor quiere resultando forzadas. Por lo demás los viajes y aventuras estarían bien. No sé si me animaré.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es por aventuras y viajes, te vas a "jartar". El autor, más que manipular, inventa e inventa mucho en mi opinión. En fin, todo es relativo, ya sabes. Abrazos.

      Eliminar
  8. A mí me gustó mucho esta novela en todos sus aspectos, me pareció muy bien documentada y ambientada y disfruté con su lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también la he disfrutado, salvo por esas partes que ya comento que me resultaron poco creíbles. Abrazos.

      Eliminar
  9. Ay, tengo una cita pendiente con este autor y además creo que voy a empezar justo por esta novela. Me apetece justo ese contraste entre las dos culturas que tú comentas y tan bien ha sabido plasmar Narla. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gustan esos contrastes, disfrutarás mucho del inicio, es realmente espectacular. Abrazos.

      Eliminar
  10. Este libro me dio pereza desde que salió y viendo tus objeciones me reafirmo en ello.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las objeciones son superables. No impiden disfrutar del libro. Abrazos.

      Eliminar
  11. Parece interesante lo que cuentas, pero necesito tener más tiempo para una lectura así en este momento, tendrá que esperar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que necesita su tiempo. Abrazos.

      Eliminar
  12. Qué pena! Noto que no te ha satisfecho del todo esta lectura... A mí me gustó mucho, la verdad: las partes más culebronescas se las perdoné por otras virtudes que tiene el libro y el lenguaje no lo recuerdo tan rebuscado (lo leí hace tiempo, seguro que me he olvidado). En fin, espero que tu próxima lectura sea mejor. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo ha disfrutado, Tizire, quizás no tanto como tú. Lo del lenguaje puede ser un defecto mío. Abrazos.

      Eliminar
  13. Los 'peros', Marisa, son de envergadura. Y me llama la atención ese comentario tuyo sobre la identificación que hace entre aspecto y carácter. Me choca mucho. No sé si lo he comprendido del todo bien...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los "peros" no son tanto, de verdad, Carmen, se perdonan por el resto de virtudes. En cuanto a lo del aspecto: su descripción física me cuadraba muy bien con su personalidad; ya sabes, no siempre se corresponde el aspecto con el carácter. En fin, neuras mías :D. Abrazos.

      Eliminar
  14. A mi la novela me gustó en su conjunto, aunque como historia me llenó más Assur, sin lugar a dudas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Assur quiero adelantarla en la lista esa larguísima que tengo. Ya te contaré. Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...