domingo, 31 de marzo de 2019

Esperando a Murakami

Ojalá pudiera echármelo a la cara, le diría cuatro cosas bien dichas. Don Haruki me ha dejado con dos palmos de narices. La muerte del comendador libro 1 es, literalmente, el libro 1. No es la primera parte de una duología, ni hablar, es un primer tomo, como si se tratase de una enciclopedia. El señor Murakami parece haber partido por la mitad el manuscrito original (me resulta tan frío pensar en un archivo de ordenador) y haber enviado cada mitad por separado a la editorial. Mi cara de panolis al girar la última página se hizo mayor cuando me decidí a leer la contraportada: "En este primer volumen...". Ahí estaba, primer volumen. Eso me pasa por no leer las contras de los escritores en quien confío. Ahora me toca esperar a que llegue el segundo volumen, la otra mitad, para saber cómo nuestro protagonista va a afrontar la revolución que está experimentando su vida. 
   Hasta ahora, ha conseguido sobrellevar su divorcio y el cambio de dirección de su carrera, dedicada a hacer retratos de grandes empresarios del momento, de una forma nada convencional e insuflándoles una alma que le convierten en el mejor de su campo. Hasta ahora, está afrontando con bastante dignidad todos los giros rocambolescos de su vida: sus dos amantes, su aislamiento en la casa de un prestigioso pintor tradicional japonés, el descubrimiento de un inquietante cuadro en el desván de la casa, el encuentro con el señor Menshiki. Hasta ahora, se ha visto envuelto en unos acontecimientos de lo más extraños y sortea como puede las sorpresas con las que se encuentra a cada paso. Hasta ahora.
   ¿Y cómo va a seguir haciendo todo esto conforme se están desarrollando las cosas? Ah, pues eso es lo que don Haruki ha decidido dejar en la otra mitad, a la que tendré que esperar con calma y paciencia oriental. Aunque no sé si lo conseguiré, porque el autor me ha sorprendido tanto con esta novela que necesito saber ya cómo termina.
Imagen tomada de la revista De Zeen
 
   La he encontrado muy distinta de lo que he leído hasta ahora de él, pero puede que no haya leído lo suficiente, la verdad. Pero no os alarméis, sigue manteniendo sus rasgos más característicos: esa mezcla entre tradición y globalización, esa disección del sexo como si fuese un cirujano, ese detenimiento en la descripción de los detalles, esa torpeza social que parecen tener sus protagonistas, esas sacudidas que arrea cuando empiezas a acomodarte en la lectura. 
   Sin embargo, le he notado especialmente distante con algunos momentos importantes de la vida del protagonista; frío en la narración de escenas que piden a gritos fuertes sentimientos: el arte, el amor, el sexo, la pasión. Hasta que aparece el cuadro, La muerte del comendador, y entonces destila sensaciones, se implica emocionalmente, y todo cambia: lo irreal coge protagonismo, el baile entre sueño y realidad se hace fuerte, los personajes se vuelven más enigmáticos. Y entonces es cuando me atrapa definitivamente. Me enamoro de sus descripciones: "sonrisa de media luna", "rasgos que intentan romper la armonía"; y me sorprende con sus personajes: la madurez de unos, la franqueza o la parsimonia de otros. Y esa música que lo inunda todo.
   Y es que Murakami nunca me deja indiferente. Me engancho a esa cruda realidad que alterna de golpe con las cosas más extrañas, a esos personajes que, a veces, me dan ganas de zarandear para que espabilen, a su forma de contar, impactante pero sin tremendismos.
   Así que, aquí estoy, esperándole, llenando el intermedio con otras lecturas y echando la vista atrás de vez en cuando para estar bien preparada cuando vuelva.

19 comentarios:

  1. Tocaya, para mí Murakami es una asignatura pendiente. Si te soy sincera, me da algo de miedo acercarme a sus libros. Algún día lo intentaré. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si miedo, pero respeto sí me dio en su momento. Luego, poco a poco nos hemos ido acomodando. Todo es ponerse. Anímate y comparamos impresiones ;D. Abrazos.

      Eliminar
  2. A mi es un autor que no termina de encajarme, la verdad...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que todo va en gustos y hay cosas que es mejor no forzarlas. Abrazos.

      Eliminar
  3. Ay, es lo peor quedarte a medias en plena historia.
    Espero que llegue pronto la continuación.
    De él solo he leído su relato La biblioteca secreta, así que ya me toca ponerme con alguna de sus novelas, ésta mejor la dejo para cuando esté entera XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enteraba estaba; fui yo quien la compró partida. Y, claro, hasta llegar el segundo tomo, he estado comiéndome las uñas. Pero por fin lo tengo en mis manos. Abrazos.

      Eliminar
  4. Jajaja lo siento Marisa pero realmente da una rabia cuando te das cuenta (tarde) que hay segunda parte. Paciencia toca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor no era la segunda parte, querida Conxita, lo peor era que no quedase nada cerrado. Pero ya puedo ponerle remedio a eso. Abrazos.

      Eliminar
  5. Pero si ya está el 2 por ahí, salieron casi juntos, lo que ya no sé es si en la misma edición, que veo que la tuya es del círculo. Yo he visto la de Tusquets, y de hecho me he planteado comprarme los dos juntos el día del libro. Pero no me acabo de fiar del todo de Murakami y eso que lo leo todo, pero me ha decepcionado profundamente alguna vez. Creo que este va a ser de los que sí aunque no del todo, por esa frialdad que comentas, pero veo que tiene también sus virtudes. Ya sea con ejemplar público o privado, caerá y luego vendré a compartir opinión.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estaré esperando tu reseña como agua de mayo, porque este me tiene despistada. Y sí, tienes razón, salieron casi a la par; la culpa fue toda mía. Pero ¿cómo iba yo a pensar en dos mitades? En fin, ya tengo la otra mitad. Abrazos.

      Eliminar
  6. Yo no he leído nada de Murakami, es de esos autores que en principio no te atraen por una u otra razón; y curiosamente cada vez con más frecuencia encuentro personas que me hablan de él con poco entusiasmo.
    Espero que te hagas pronto con la segunda parte, y que te guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me encuentro con pocos entusiastas de Murakami, últimamente. Pero desde el primer libro suyo que leí, hay "unnoséqué" que me atrapa y me empuja a leerlo de vez en cuando.

      Eliminar
  7. Hola! Yo aún no leí nada de Murakami, es uno de mis grandes pendientes, y es que de él he leído buenas opiniones, como la tuya, y opiniones pésimas. Así que eso me tiene en el dilema de si leerlo o no. Pero creo que finalmente e daré una oportunidad. Muy buena reseña, y espero que puedas leer pronto el segundo volumen! Bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias PinkY. Yo también espero quitarme pronto la espinita. Abrazos.

      Eliminar
  8. Jajaja, perdona que me ría pero tu forma de contarlo no es para menos, ¡me encanta! Aunque siento que te llevaras ese «pequeño» chasco.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Pues sí que te la ha jugado Murakami, el eterno candidato a Premio Nobel de Literatura; aunque no me veo leyendo sus novelas, pese a que tiene muchos seguidores. Será que no tuve muy buenas experiencias con la narrativa japonesa: se me hace más bien lenta. Muy buena reseña, Marisa, con ese toque humorístico que le das a tus impresiones, pese al fiasco que te llevaste al leer la contraportada. En fin, igual esta jugada es cosa del márketing editorial. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    No he leído nada de este autor, pero no me llama nada este libro.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  11. Yo creí que ya estaba el segundo, pero es que no lo sigo mucho. Todavía no me he reconciliado con él, y no sé si lo haré. Un beso!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...