domingo, 28 de junio de 2015

Un flechazo que acabó en un gran descubrimiento

La situación empezaba a ser angustiosa. El calor apretaba, la multitud también; todo eran codazos, pisotones, "quítate tú que me pongo yo", y un mal humor que empezaba a subirme desde el estómago hasta la garganta. En ese mismo instante, un haz de luz iluminó un pequeño hueco que se abría ante mí, con sombra incluida, y un acceso a los libros que se mostraban al público. Me lancé de cabeza como un sediento a un oasis y me hice fuerte en aquel diminuto bastión en el que solo podía estar de perfil, pero en el que tenía la posibilidad de mirar los libros en primera fila, sin muchos problemas, salvo si quería echar un vistazo a los que estaban a mi derecha; para eso tenía que torcer un poco el cuello, pero merecía la pena.
   Mientras disfrutaba de mi posición de privilegio, escuché la conversación entre unas clientas y el librero acerca de una tal Penélope Fitzgerald, -otra que no conoces, Marisa, ya te vale- pensé, y agudicé el oído. Era tanta la presión del entorno que, después de conseguir hacerme fuerte en esa caseta, era incapaz de decidirme por uno de los libros que veía ni tampoco ojearlos tranquilamente para saborear el momento de la reflexión, que es uno de los mejores. Así que, mientras fingía un análisis sesudo de la situación, pegaba la oreja a la conversación de mi izquierda. 
   Seguían hablando con entusiasmo de esta escritora británica, de sus maravillosas novelas en las que recreaba a la perfección los ambientes y personajes y de lo difícil que era decidirse por alguna de ellas. En ese momento llegó el primer empujón; una nueva ola de invasores querían mi puesto y era evidente que, o me decidía pronto, o en las siguientes oleadas me echaban de allí sin conseguir el botín. Era la guerra. Tenía que actuar con rapidez. Segundo empujón. ¿Por qué no les recomienda ya ese "bendito" título para lanzarme sobre él y escapar de allí sin lesiones? Barajaban varias posibilidades: Innocence, La flor azul, bla, bla, bla.

   Llegó un siguiente y definitivo empujón que desplazó la fila varios metros hacía la esquina de la izquierda, incluidas las clientas indecisas y el librero, que las perseguía con la mirada, y mis ojos frenaron en un pequeño libro, con La librería escrito en la portada. La imagen de un encantador cottege en una limpia portada de Impedimenta me impactó de lleno en el corazón. Lo cogí, leí la sinopsis de la contra sobre una mujer que lucha a brazo partido por abrir una librería en un pequeño pueblo y el flechazo fue inmediato. Mis dedos ya no podían soltarlo. Era mío. Ningún otro empujón me haría cambiar de opinión. Estaba decidida a interrumpir esa eterna charla que giraba incansable sobre las maravillas de aquella Fitzgerald que también a mí acababa de cautivarme. Agité el libro en las narices del librero y delante de las de las clientas y conseguí que me lo cobrara.
   Por fin, había conseguido mi botín, había ganado la batalla. Ya no había empujones, pisotones ni meneos que valieran. La librería, de Penélope Fitzgerald estaba conmigo en una bonita bolsa de papel, llena de la preciosa publicidad de la editorial y balanceándose adelante y atrás mostrando la alegría de su dueña. Ya en el tren, de vuelta a casa, en un momento mágico de tranquilidad y baibenes, saqué el libro muy despacio de la bolsa, lo puse en mi rodillas y empecé a hojear sus páginas una a una, con calma, paladeando lo que me esperaba al llegar. ¿Cómo terminó todo aquello? En un auténtico descubrimiento. Pero ese descubrimiento tendrá que esperar a la próxima reseña porque necesito más tiempo para explicar, lo mejor posible, lo que me supuso ese encuentro. Gracias por vuestra paciencia.

33 comentarios:

  1. La imagen de la caña y el libro es super apetecible. Dan ganas de ponerse a leer. Aunque tengo muchísimo pendiente, tomo nota de tu recomendación. Besotes.

    ResponderEliminar
  2. No veas lo bien que me sentó, jijji. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja felicidades por tu botín! Yo no me he estrenado con la autora pero he oído hablar maravillas de ella. Espero entonces tu reseña, perp te dugo desde ya que tiene una pinta increíble!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja felicidades por tu botín! Yo no me he estrenado con la autora pero he oído hablar maravillas de ella. Espero entonces tu reseña, perp te dugo desde ya que tiene una pinta increíble!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja felicidades por tu botín! Yo no me he estrenado con la autora pero he oído hablar maravillas de ella. Espero entonces tu reseña, perp te dugo desde ya que tiene una pinta increíble!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ha sido un gustazo conocerla. Te lo recomiendo. Abrazos.

      Eliminar
  6. Tengo el libro hace tiempo... Una cosa te digo: ya te puedes esmerar con la reseña, porque esta entrada contando cómo has llegado al libro está genial :)

    En el par de encuentros que tuve con Redel y Adón (editores de Impedimenta) me hablaron mucho y bien de este libro, y aún más de la autora. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué presión, Ana! Jijijii. Espero estar a la altura cuando llegue el momento. Abrazos.

      Eliminar
  7. Oye...eso no se hace. Intuyo que el libro te ha gustado mucho y algo más o no le harías como mínimo dos entradas. A veces nuestra intuición nos da grandes momentos, voy a esperar a la reseña pero barrunto que va a la lista. En ocasiones da pena empezar un libro que piensas que te va a gustar mucho, como si se fuera a gastar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Norah, el libro me ha gustado mucho. Pero lo de las dos entradas ha sido una cuestión de estrategia "blogueril", es decir, falta de tiempo para redactar una entrada como Dios manda y como se merece este libro ;D. Abrazos.

      Eliminar
  8. La gloria es para los valientes. Te costó una aventura pero ha tenido un final feliz :-))) Me encantó esta novela, seguro que a ti también, nos cuentas en breve. Y es que a veces no es solo la lectura sino la historia que la acompaña: la visita a la librería, la duda, las dificultades, el llevarse el botín a casa, el sentarse cómoda para disfrurarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no sé si valiente o inconsciente. El caso es que mereció la pena y se cumplieron las expectativas. Abrazos.

      Eliminar
  9. Hola Marisa, espero hacerte un poquito más feliz este domingo con una sorpresa.
    Echa un vistazo a:
    http://cheloferrerblog.blogspot.com/2015/06/4-premios-mas.html

    Espero te guste, ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chelo. Me paso a conocer esa sorpresa. Abrazos.

      Eliminar
  10. Me encanta como nos cuentas tus "aventurillas" en la feria y como conseguiste tu botín. Estoy deseando leer como continua. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alicia. Espero estar a la altura también con la reseña. Abrazos.

      Eliminar
  11. Ya nos contarás si el "pálpito" funcionó y te gusta la escritora. Yo no la conozco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, espero contároslo pronto. Pero te adelanto que el pálpito fue bueno. Abrazos.

      Eliminar
  12. Hola: unas andanzas inolvidables... acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento he creado un blog dedicado a los jóvenes y nuevas tecnologías que te invito a visitar: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta, por quedarte por aquí. Abrazos.

      Eliminar
  13. ajjaja ¡me encanta! Igual que el tráiler de la peli. Tengo muchas ganas de leer tu reseña, seguro que no tiene desperdicio.
    ¡Un saludoo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Reich, espero no defraudar. Abrazos.

      Eliminar
  14. Pues a la espera de la reseña entonces nos quedamos, aunque es un libro que ya me he anotado por otras reseñas. La entrada de vuestro encuentro fantástica, no me extraña que la lectura haya sido tan buena
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho bien en apuntarlo, estoy casi segura de que te gustará, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  15. ¡Madre mia! esta reseña de por si es toda una narración de aventura, tensión, violencia y sentimientos a flor de piel.
    ¡Lo que hacemos a veces los lectores para conseguir un buen botín!
    Lo de la feria del libro es un maremágnum de contradicciones. Muchos de los que van parece que tienen mono de libros y después descubres con desasosiego en las estadísticas que dicen en España no se lee.¿¿¿¿????

    Ya nos contarás con detenimiento sobre ese tesoro rescatado de las ansias vivas de los "Empujadores de Feria"

    Un beso Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Francisco, al feria del libro es otro mundo, jajajaja. Me alegro de que te haya gustado. Abrazos.

      Eliminar
  16. Jejeje vi la foto en facebook y me hizo mucha gracia. Con el calor que hace ahora no vendría mal una cerveza bien fría. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes hasta que punto: fue tomar el primer sorbo y revivir. Igual me pasó con la lectura ;D. Abrazos.

      Eliminar
  17. Este libro ya me apetece, pero estoy segura que tu reseña me tentará aun más
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, que esté a la altura ;D. Abrazos.

      Eliminar
  18. Creo que ya tienes claro que ahora necesitamos urgentemente la reseña ¿no? ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo sé, y me está entrando un sudor frío ante las expectativas, jajajaja. Pero ahí estará, ahí estará. Abrazos.

      Eliminar
  19. Después de tanto "quítate tú que me pongo yo" (y es que la "camaradería" brilla por su ausencia en estos casos viene bien disfrutar de una cervecica bien fresquita y el libro que tanto se ansia conseguir. Una historia con un buen final. Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...