domingo, 14 de septiembre de 2014

¿Dónde leer hoy? Un café-librería

Ayer, mientras leía la entrada sobre librerías escrita por Mientras leo en su blog Entre montones de libros (que os recomiendo sin dudar), empecé a sufrir un ataque de nostalgia. Recordaba momentos vividos en esas librerías pequeñas, en las que los libros están casi encajados buscando su sitio, o esas otras enormes, de amplios mostradores y libros bien presentados. Y de repente, empecé a oler a café, intenso y dulzón. Y supe que me había trasladado a esos cafés librerías donde, alguna que otra vez, había disfrutado de lo lindo, oyendo el sonido de las hojas de aquellos libros leídos u hojeados por los clientes. Y sentía el fortísimo aroma de los cafés recién hechos que estos lectores saboreaban en silencio, o el de los vinos de aquellos que llegaban para el aperitivo, todos sentados tranquilamente a sus mesas, algunos contemplando la calle a través de las ventanas.
   Hace años, una loca de los libros soñaba con montar un café librería en el que poder pasar el tiempo entre papel y tinta y poder sentirse acompañada de otros locos como ella que saborearan esos libros mientras se tomaban su bebida favorita.
   Aquel sueño se quedó en el tintero, así que ahora paseo mis ganas por los sitios que podían haber sido míos y no fueron, pero que me acogen como si supieran lo que una vez soñé. Y ahora, con vuestro permiso y el de esa mesa que se acaba de quedar libre junto a la ventana, voy a tomarme un café con leche bien calentito, una pequeña chocolatina cortesía de la casa y alguno de los libros que empapelan los muros. Con permiso.

36 comentarios:

  1. Marisa, compartimos sueño... Efectivamente no pasará de ahí, pero es tan bonito soñar.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Es una idea muy bonita pero tal y como están las cosas no la veo muy practica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no Albanta, no es práctica, nunca lo ha sido ^_^`. Abrazos.

      Eliminar
  3. Es una idea maravillosa, tiene que ser una delicia sentarse a tomar un café rodeada de libros... es una pena que nadie o casi nadie se decida a llevarla a cabo, supongo que como dice Albanta no es muy práctica así que tendremos que conformarnos con seguir soñando
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es práctica, pero muy agradable de soñar. Y como soñar es gratis, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  4. No te negaré que es una idea que me ha rondado a mí también, aunque no tengo demasiado espíritu emprendedor y, como está la cosa, es algo demasiado arriesgado. Si algún día me gano la lotería, puede que lo haga,jejeje! Pero de momento, me quedo con el sueño y con una entrada tan bonita como esta. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tizire. Me alegro de que la hayas disfrutado. Yo me conformo con visitar estos cafés de vez en cuando. Abrazos.

      Eliminar
  5. Qué acogedor. Me da igual que sea práctica o no, ¿desde cuando los sueños son prácticos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo sentía yo, que tenía que seguir soñando, :D. Abrazos.

      Eliminar
  6. Se me ha pasado por la cabeza el montar un café librería; no hay ninguno en mi ciudad. Pero tengo la sensación de que no funcionaría.
    ¡Qué sueño más bonito has tenido!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero al parecer no muy viable, :(. Seguiremos soñando. Abrazos.

      Eliminar
  7. Qué bonita entrada! y qué bonito sueñas!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, soñar bonito es tan fácil. :) Abrazos.

      Eliminar
  8. Muy emotivo, Marisa.
    A mí me gusta pensar que, como dijo George Eliot, "nunca es tarde para ser lo que podías haber sido".
    Así que espero que algún día consigas hacer realidad tu sueño. Y avísame, por favor, que me encantará ir allí a soñar también un rato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, hala, vámonos a soñar juntas un rato. Abrazos.

      Eliminar
  9. Bonito sueño al igual que rincón y bendita nostalgia, no creas. También soy muy de leer en cafeterías acompañada de alguna bebida reconstituyente. Me encanta. Te damos permiso y las gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, guapa. Nos vemos en alguno de ellos. Abrazos.

      Eliminar
  10. Nos hacemos socias?? Uno de mis sueños! Aunque no voy encaminada... Quien sabe??
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, a ello... Nunca se sabe dónde está la felicidad. Abrazos.

      Eliminar
  11. Muchas gracias por la mención.
    Me encantan las librerías, por eso todos los domingos enseño una, muchas con café, o con vinos, tartas... zonas comunes que tal vez sean lo mejor. Mezclar placeres...
    Si quieres... nos asociamos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asociadas quedamos. Y no hay porqué darlas: fuiste mi inspiración. Abrazos.

      Eliminar
  12. Creo que todos hemos tenido alguna vez sueños similares. Aquí no hemos llegado a tener esos sitios con tanto encanto, aunque alguno que otro lo intenta :-) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que alguno de esos intentos salga adelante, ;D Abrazos.

      Eliminar
  13. A todos los que sueñan: seguid haciéndolo, aunque solo sea por llevar la contraria a quienes nos quieren en la realidad o en el limbo.
    Marisa, si no puedes detrás del mostrador, disfruta en la mesa, que tampoco se está tan mal.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, ahí quiero verme dentro de poco, ;D. Abrazos guapa.

      Eliminar
  14. Desde luego que es un sueño muy bonito, Marisa, pero me parece que ahora no es el momento de montar algo así. Una pena porque locos como nosoros pasaríamos un buen momento combinando el olor del libro que tendríamos entre manos y y el aroma de esa bebida que tanto nos apetece. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso, todo esto era un bonito sueño, :D. Abrazos.

      Eliminar
  15. Una entrada preciosa, qué bonito y cómo apetece estar ahí.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Y yo que pensaba que mi idea de poner una librería en la que siempre oliera a café recien hecho y hubiera magdalenas y dulces para merendar era el colmo de la originalidad.... Esto demuestra hasta que punto los sueños y lo que nos hace felices a todos es casi lo mismo. Ojalá alguno de nosotros alguna vez lo consiga y nos lo enseñe!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Compartimos uno de mis muchos sueños. Una librrería de viejo, cómoda, acogedora,... Si me toca la lotería, a la que nunca juego por cierto, la monto. Y te invito a té con libro.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí estaré como un clavo :D. Y juega, mujer, juega, jajaja. Abrazos.

      Eliminar
  18. Compartimos sueños Marisa, al igual que Carmen. Ser dueña de un lugar así, un refugio para lectores y poder mantenerlo a flote, sería el paraíso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Seguiremos soñando, de momento, que nunca se sabe. Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...