domingo, 15 de junio de 2014

Lope

Desde que conocí a Lope en el instituto, me impresionó su vida. Desde que leí su poesía y su teatro, me impresionó su obra. Lope de Vega no era un escritor cualquiera, era alguien que personificaba la palabra "vivir", en su propia vida y en la de sus obras. Ahora que tan de moda está: "vivir al límite", "pedir perdón mejor que pedir permiso", "arrepentirse de lo que has hecho y no de lo que has dejado de hacer", Lope habría encarnado la personificación de todas estas consignas que te empujan a comerte la vida a mordiscos. Fue soldado, secretario de importantes diplomáticos y finalmente sacerdote. Y, en medio de todos estos trabajos, dramaturgo y poeta. Enamorado de las mujeres, tan pronto su despecho y sus celos le llevaban al destierro, como su amor y su pasión le llevaban a raptar a su amada. Y todo ello provocaba grandiosas obras literarias. Desde que leí cómo había sido y qué había hecho, me conquistó; no por su "talle", sino por su ingenio. Y me sedujo, no por su voz, si no por sus textos. Lope de Vega me pareció el colmo del hombre de mundo, inteligente y divertido, encantador y un poco canalla. A los 16 años, es difícil resistirse a alguien así, y me empapé de sus poemas y de su teatro.
   Hace unos días, volví a toparme con la película que se hizo sobre su vida. Si ya me había decepcionado en la gran pantalla, no mejoró en absoluto en la pequeña. Recordaba no haber sentido nada de esa pasión por la vida del joven Lope, ni en la expresión del actor, ni en la fuerza de los diálogos. ¿Dónde estaba ese descaro teatral que le hacía enmendar la plana al mismo Cervantes? Esbozado en un par de escenas, en las que la fuerza la ponía el grandísimo actor Juan Diego. ¿Dónde estaba ese amor arrebatado hacía Elena Osorio que originan los versos que le llevan al destierro? Reducido a unas cuantas escenas de sexo, interpretadas por el protagonista con la misma cara que las de lucha con espada. ¿Dónde ese amor loco e impulsivo por Isabel de Urbina que hace que la rapte para casarse después con ella ? Dibujado en un par de miradas lánguidas hacía la dama y en el simulacro de un asalto novelesco a su alcoba. 
   
Quizás yo esperaba demasiado; puede que mi imaginación hubiera diseñado otra recreación más "novelera"; quizás mi banda sonora era más épica y más potente. Lo único cierto era que me estaba bebiendo un tinto de verano cuando esperaba dar un buen sorbo de Vega Sicilia. Y así, con un extraño sabor de boca, apenas pude disfrutar de la estupenda recreación del Madrid del siglo XVI, ni tampoco de unos exteriores tan familiares para mí por ser los que me habían visto montar tantas veces en bicicleta y a los que había ido de excursión otras tantas.
SONETO
Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

   Quién escribió esto, es imposible que caminara por la vida con la apatía y la desgana del Lope dirigido por Andrucha Waddington.

14 comentarios:

  1. Pedazo de escritor que nos traes hoy. Yo qué voy a decir, si soy otra enamorada de sus textos. Como a ti, siempre me ha llamado muchísimo la atención su vida: cómo encontraba tiempo para sentir tan intensamente, amar tanto y ser tan prolífico.
    Todavía no he visto la película. La tengo pendiente desde que salió, pero sé que no va a ser ni por asomo tan interesante como realmente era Lope. Supongo que por eso no hago más que retrasarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil retratar como se merece a alguien así. No quiero ser demasiado dura con la peli, pero es que me dejo más bien fría. Seguiré disfrutando con los textos del original, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  2. No se cortaba un pelo Don Lope, no. Beber la vida lo hizo bien, darle dentelladas. No he visto la película, ni me tienta, pero es una pena que no refleje el espíritu de Don Lope.

    Qué soneto más maravilloso, Marisa.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, a mí también me parece maravilloso este soneto, todavía me pone la piel de gallina cuando lo leo. Abrazos.

      Eliminar
  3. Me gustan varias cosas de Lope, pero no te voy a engañar, no todo. Entre muchas obras maravillosas también escribió algunas que no lo son tanto y precisamente he tenido la mala suerte de verlas interpretadas en el teatro... Entre que el texto no daba para más y que los actores tampoco es que fueran buenísimos, le he cogido un poco de tirria a ir al teatro expresamente por alguno de sus títulos. Menos mal que las grandes obras son una gran mayoría... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre gustos no hay nada escrito. Por suerte, yo no me he encontrado todavía con esas malas obras, pero es cierto que escribió mucho "de relleno" para sacarse unas pelillas. Además, los actores y la dirección hacen mucho, porque no es nada fácil "recitar" a Lope. Espero que te reconcilies pronto con él, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  4. Yo la verdad es que he leído un poco pero no lo suficiente como para saber mucho sobre él y opinar. Aunque lo que he leído me encanta ^^ La película no la he visto pero por lo que dices no merece la pena,

    Bss :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no diría yo tanto. Quizás la peli haya sido floja para mí y a ti te encante. Si te la cruzas, dale un voto de confianza, por si acaso, ^^. Abrazos.

      Eliminar
  5. Una entrada homenaje a la altura, no es una de mis debilidades pero me ha encantado el acercamiento que nos dejas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilú, tú siempre tan amable, :D. Abrazos.

      Eliminar
  6. Me encantan estas entradas, y el soneto seleccionado es de mis favoritos, es que define el amor tal y como lo concibo, y fíjate el tiempo que ha pasado! me encantan los escritores apasionados. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El soneto es genial, ¿verdad? Sin ñoñerías, ni empalagos: pura pasión y sentimientos, :)). Abrazos Meg.

      Eliminar
  7. Uf, con este tipo de películas me cuesta entrar porque siempre estoy a la defensiva, mea culpa, reconozco. Pero con tus entradas disfruto que da gusto. Gracias por compartir tu entusiasmo.
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, guapa. Yo también me pongo la venda antes de hacerme la herida, pero es que casi siempre me llevo el batacazo. ¡Me da una rabia! Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...