domingo, 8 de junio de 2014

Las torres de Sancho. Navarra en el siglo XI

Hace ya unos años que me crucé con Toti Martínez de Lezea. Fue con la novela A la sombra del templo, con la que disfruté de lo lindo por la sencillez y naturalidad con que la escritora me supo contar la historia de la ciudad. No sé muy bien porqué no había vuelto a cruzarme con ella, pero sabía que tarde o temprano lo haría, así que cuando me encontré sobre aquella mesa un montón de libros a punto de ser colocados en su sitio, me lancé de cabeza a por uno, algo pequeño, que asomaba apenas por debajo de un volumen enorme dedicado a la pesca de la trucha de río y que tenía escrito en el lomo el nombre de esta autora. Mi elección era fácil, la trucha no me interesaba en absoluto, salvo que estuviera escabechada.
   Leí un poco del resumen de la editorial y supe que estaba hecho para mí: Navarra, siglo XI, un rey fuerte, inteligente y guapetón y un reino que se iba fortaleciendo a base de alianzas, estrategias, lucha en las fronteras, intrigas y lealtades. En medio de todo eso, me iba a encontrar personajes reales y otros inventados, pero igual de auténticos. Habría también historias de amor y de traiciones, de nuevas normas religiosas luchando contra antiguas creencias, de luchas por el poder y por defender fronteras. Era evidente que ese libro se venía conmigo a casa.

   Una vez instalada en el sofá, me encontré con el rey Sancho III de Navarra. Empecé conociéndole de niño, bajo la tutela de los monjes y la regencia de su madre. Páginas después, conocía a sus amigos y a sus enemigos. Más adelante a la que sería uno de los amores de su vida y poco después a la que sería su esposa. Poco a poco, he ido viendo cómo se convertía en un rey fuerte que tenía que enfrentarse tanto al rey moro de Zaragoza, como al abad de Clunny, quien pretendía extender el nuevo rito por los monasterios navarros y a la vez su poder, y he visto cómo conseguía vencer a unos y a otros usando tanto la guerra como la diplomacia. Y así, me he ido metiendo poco a poco en una novela histórica apasionante, llena de aventuras, de intrigas, traiciones, lealtades; de ejercicio de la fuerza y del poder, de venganzas, de ambiciones, de historias de amor, donde la ficción se mezcla perfectamente con los hechos históricos.
   Creo que, en esto, nuestra autora es una maestra. Ella consigue, como pocos, contarnos una historia apasionante al tiempo que nos presenta las costumbres, la vestimenta, o lo que se cenaba en los grandes banquetes, sin necesidad de hacer altos en la narración, de forma tan natural que apenas nos damos cuenta, pero que nos mete de lleno en el ambiente de la época. Todo está perfectamente hilvanado para ir conociendo la realidad histórica a la vez que la vida personal de nuestros protagonistas. Esto hace que nos resulte muy fácil acercarnos a los personajes y comprender el momento en el que les ha tocado vivir, los hace más humanos, más de carne y hueso.

   Mientras leía y analizaba el libro, veía como la escritora iba dando saltos en la narración, yendo de personaje en personaje, según el capítulo, manteniendo así el interés por lo que iba a suceder. La vida de cada uno de ellos quedaba suspendida en el aire durante unos cuantos capítulos y así la historia transcurría mucho más dinámica y ágil y yo estaba cada vez más enganchada al libro. Día tras día y capítulo a capítulo, me he movido entre reyes, sacerdotes, nobles y plebeyos y me he paseado como si tal cosa por castillos y ciudades, por cabañas en el bosque y  por aldeas perdidas en las montañas. También me he dado alguna que otra vueltecilla por algunas cuevas encantadas y he estado en medio de rituales ancestrales, a la luz de la luna. Porque, en esta historia, se han mezclado convenientemente las creencias cristianas con la antigua mitología vascona, de tal forma que, a veces, los propios personajes no estaban seguros de qué era sueño y qué realidad; imaginaos yo.
   Sin embargo, ha habido un pequeño bache en el camino, un pequeño "pero" hacía el final que me ha hecho torcer algo el gesto, más bien alzar las cejas sorprendida ante unos cuantos hilos sueltos que no me cuadraban en absoluto con los personajes que había ido conociendo a lo largo de la novela. Tuve la sensación de que esos flecos perdidos querían justificar un final un poco atropellado. Aún así, ha sido un viaje apasionante. He recordado partes de la historia que se habían perdido un  poco en mi memoria y he aprendido otras que no conocía. ¿Qué más se puede pedir? ¿No creéis?
Reto: Mes de la novela histórica.

22 comentarios:

  1. Tengo lagunas importantes sobre algunos momentos de la Historia, así que me atraen mucho todas estas novelas que, además de ser entretenidas, son instructivas. Me echa un poco para atrás lo que comentas del final, pero si la encuentro en la biblioteca, le daré una oportunidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te asuste lo del final; puede que sea una apreciación mía. Si te interesa esta época, esta novela seguro que te gusta: está muy bien escrita y es muy entretenida. ¡Adelante! :D. Abrazos.

      Eliminar
  2. Uff es que la novela histórica me aburre mucho :S

    Bss ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces, no se hable más. Abrazos.

      Eliminar
  3. Uy, hace tiempo que tengo pendiente reconciliarme con la novela histórica. Leí una de Martínez de Lezea, hace tiempo, aunque no tengo un recuerdo vívido de ella, así que no debió de emocionarme. Me temo que esta vez no aumentas mi lista de apetecibles... uff, no sé si eso me hace ilusión o no, je, je.
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uys! No te veo muy entusiasmada, ;-). Será mejor que lo dejes para mejor ocasión, para rellenar algún huequecillo veraniego, por ejemplo. Abrazos guapa.

      Eliminar
  4. Yo sólo he leído un libro de la autora antes, que no me sorprendió tanto como esperaba, pero quiero darle más oportunidades: antes de ir a por éste que traes le daré una oportunidad a uno que conseguí en bookcrossing, así que ya te contaré. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí me quedo, esperando tu opinión, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  5. Me he estrenado con esta autora este año y he leído dos libros muy distintos Itaiza, que no es novela histórica, y La calle de la judería, que me encantó.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos títulos que no conocía, así que gracias por la recomendación, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  6. Bueno, pues lo poco que leí de Toti me ha gustado, así que seguiré descubriendo sus títulos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también, ^^. Cuando encuentro quien cuenta bien la historia, me gusta repetir, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  7. No conocía la novela, pero viniendo de ti la pongo entre las pendientes. Siento decir que de la historia de España conozco muy poco, porque mis estudios me han llevado por otros derroteros. Con esta novela me pondré un poco las pilas. Gracias y besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa falta la tenemos casi todos. No se enseña demasiada historia, que digamos, y además se hace de una forma bastante aburrida. Menos mal que tenemos esta opción, ^^. Abrazos.

      Eliminar
  8. Este tipo de novela se escapa un poco (bastante) de mis lecturas ahora mismo. Lo que no quita de que disfrute leyendo tu reseña. Y que me alegre de que hayas disfrutado del viaje, aunque la llegada a la última estación haya sido un poco embarullada.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pasa en los viajes, que suele haber algún bache; pero en general ha esta bien, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  9. Tengo ganas de estretarme con esta autora, aunque este título, incluido tu "pero", será para más adelante en el caso de que me guste la experiencia. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece fenomenal. Creo que es una buena opción para la novela histórica. Ya me contarás. ;D. Abrazos.

      Eliminar
  10. Un referente en la histórica que descubrí gracias los blogs y todavía sin leer!!! yo no sé por cuál empezaré pero lo haré.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomendaría "A la sombra del templo". Ya me contarás cuándo te animes y con qué. ;D. Abrazos.

      Eliminar
  11. Tengo pendiente a la autora, pero quiero leer antes La calle de la Juderia
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...