lunes, 28 de abril de 2014

Capítulo XVI: Y la venta se hizo castillo y Maritornes se convirtió en dama

Ni cardenales, ni palizas, ni malas experiencias; aunque no pueda ni con los dientes, don Quijote no se da por vencido y sigue con sus visiones y sus ideas caballerescas. Cuando los ojos le hacen chiribitas, es mejor rezar todo lo que se sepa porque, seguro, habrá leña para repartir.
   Nuestro hidalgo es lo que tiene, mucha imaginación, y en esta ocasión Cervantes la utiliza sobre todo para el humor, creando unas de las confusiones más divertidas de la novela y dando paso a esos maravillosos "actores secundarios" con los que cuenta este libro.
   Una vez en la venta, reciben los cuidados de la ventera, su hija y la moza Maritornes porque, si recordáis, nuestro hidalgo tenía golpes hasta en el paladar. Aunque la tal Maritornes no se parecía a Venus, precisamente:
"(...) ancha de cara, llana de cogote, de nariz roma, del un ojo tuerta, y del otro no muy sana: verdad es que la gallardía del cuerpo suplía las demás faltas; no tenía siete palmos de los pies a la cabeza, y las espaldas, que algún tanto le cargaban, la hacían mirar al suelo más de lo que ella quisiera".
ahí donde la veis, tenía sus seguidores y "ofrece" sus encantos a un arriero que se sentía muy solito. Cuando ya estaban todos dormidos, los "amantes" se buscan en la oscuridad. Pero quien estaba esperándola era nuestro hidalgo que, con tantos dolores, se le habían desatado las ideas caballerescas y pensaba que la dama del castillo en el que se encontraba se había enamorado locamente de su gallarda figura y venía a ponerle la miel en los labios, o en donde cayera. Así que, ni corto ni perezoso:
"Topó con los brazos de Don Quijote, el cual la asió fuertemente de una muñeca, y tirándola hacia sí, sin que ella osase hablar palabra, la hizo sentar sobre la cama, tentóle la camisa y ella era de arpillera, a él le pareció ser de finísimo y delgado cendal".

   Don Quijote venga a tentar y ella venga a intentar huir, pero:
"(...) era tanta la ceguedad del pobre hidalgo, que el tacto, ni el aliento, ni otras cosas que traía en sí la buena doncella, no le desengañaban, las cuales pudieran hacer vomitar a otro que no fuera arriero (...)".

   Como nuestra pobre Maritornes "estaba congojadísima y trasudando de verse tan asida", su enamorado arriero decide darle un buen mamporro en los morros a don Quijote a ver si suelta de una vez a la moza y pueden folgar sin problemas, que era de lo que se trataba. Pero la escandalera que se monta entre el arriero dando pa'l pelo al caballero andante, Sancho (recién despertado por el ruido) dando de lo lindo a Maritornes y esta defendiéndose hacen que el ventero monte en cólera, aparezca por el "berengenal" y se líe, él también, a golpear a quien se le ponga a tiro.
   ¿Quién falta en este lío? ¿Venga pensad? Eso es, la Santa Hermandad que parece no existir punto en el mapa en el que no tenga a uno de sus enviados. Y así acaba esta historia por hoy, pero, como veis, promete mucho más. ¿Qué hará el cuadrillero de la Santa Hermandad? ¿En qué condiciones se ha quedado don Quijote? ¿En dónde se han metido todos los demás?
 

14 comentarios:

  1. Este capitulo me ha parecido de los más divertidos que hemos leído hasta el momento
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sí, es verdad. Parece de comedia de los hermanos Marx, ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Por lo que veo, no te aburres con don Quijote.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero nada de nada. Cada vez es más interesante. Abrazos.

      Eliminar
  4. Efectivamente, muy divertido este capítulo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en este caso se trata de reír, sin más.

      Eliminar
  5. Es uno de los capítulos mas divertidos que he leído hasta ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Espero más como este. Abrazos.

      Eliminar
  6. ¡Huy, este capítulo no lo recordaba! Desde luego, con don Quijote es imposible aburrirse. Lo que le pase a este hombre no le pasa a nadie.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, es que él hace muchos méritos. :D. Abrazos.

      Eliminar
  7. Este capítulo es la mar de divertido: me ha gustado mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora sí, un auténtico lío. Abrazos.

      Eliminar
  8. Jajaja, menuda descripción de Maritormes!
    Besitos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...