jueves, 27 de marzo de 2014

Momento musical teatral: pura magia, pura música

Dicen que la magia está por todas partes y que solo hay que saber verla. Puede ser, pero, además, la magia busca a aquellas personas que saben agarrarla con las manos y hacer con ella verdaderas maravillas. Una de esas personas es Isabel, además de pianista, artista, profesora, directora de una escuela de música, cantante de un coro, madre de dos niños, fotógrafa y bloguera
   Hace unos días, yo tuve la suerte de disfrutar de esa magia. Ella me invitó al salón de su casa, junto a otras muchas personas más y a unos cuantos amigos músicos (uno de ellos muy especial para mí). Unos sillones, una mesa de café, un bonito perchero y un hermoso piano hacían de su salón el lugar perfecto para sentarse cómodamente a escuchar música. Todos fuimos entrando poco a poco y fuimos ocupando nuestros asientos. Cuando estábamos ya preparados para tomar el té, de repente, sonó el timbre y sus amigos del Grupo de cámara Croché fueron llegando, uno por uno, para unirse a la fiesta.
   El público invitado era de lo más exigente, porque los niños (y los no tan niños) saben perfectamente lo que les gusta y lo que no, y sus padres también, ya que sufren las consecuencias del desengaño o disfrutan de lo que les emociona. Así empezó todo, la magia se fue apoderando del salón y de cada una de las butacas del pequeño auditorio, y cada uno de los invitados pudo disfrutar de los grandes músicos que había en el escenario.
   Ellos, nos enseñaron cómo eran sus instrumentos, cómo se tocaban, cuales eran sus virtudes. Todos los "niños" escuchábamos con la boca abierta, aprendiendo de las cuerdas de esos propios instrumentos lo que es un pizzicato o un solo de violonchelo, cómo la viola se convierte, por su sonido grave, en la hermana mayor del violín o de como estos últimos discuten por ser el primero del cuarteto. En muchas ocasiones, se colaba el piano de Isabel, que no se conformó con preparar la casa, atender a sus amigos o dirigir estas interpretaciones "teatralizadas".
   Finalmente, los aplausos no dejaban a los músicos despedirse porque no solo los niños habían disfrutado como enanos con la gran actuación musical y teatral de los genios del escenario, sino que todos nos marchábamos de allí con una sonrisa de oreja a oreja, reconociendo cuándo algo está bien hecho. No sólo la magia se había pasado por allí, también la fantasía de la música, la imaginación de la puesta en escena y la habilidad para combinar todas esas cosas.
   Y yo estuve allí. ¡Qué pena todos aquellos que se lo perdieron!
Los que viváis cerca de Madrid, tenéis la posibilidad de disfrutar de este mágico salón. Pinchad aquí.

20 comentarios:

  1. No los conozco, pero no soy mucho de frecuentar saraos musicales.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, nada. A disfrutar de otras aficiones. Abrazos.

      Eliminar
  2. Oh qué afortunada y qué bonito debió ser vivir esta experiencia entre música, aprendizaje e ingenuidad infantil. No estoy cerca de Madrid pero me quedó con la entrada y un quizás.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien sabe. A lo mejor en un futuro, pasan cerca de donde estás. Ojalá ese "quizás" sea pronto. Abrazos.

      Eliminar
  3. Pues voy a pinchar pero ya !!! Me ha encantado leerte así que disfrutarlo debe ser fantástico. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo aseguro: son geniales. Y es una forma muy original de aprender sobre música. Abrazos.

      Eliminar
  4. Tiene que ser una experiencia bonita y, sobre todo, instructiva a parte de una gozada para los sentidos. Lástima que Madrid me quede tan lejos.
    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima. Pero seguro que podrás disfrutar por allí cerca de cosas muy buenas. Abrazos.

      Eliminar
  5. Ains, si me pillara cerca... Qué envidia me ha dado tu entrada, vaya experiencia tan completa! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era tan divertido ver disfrutar a los niños, jajaja, tanto como a los padres. No sientas envidia, quien sabe si algún día los ves por allí. Abrazos.

      Eliminar
  6. A mí el piano me encanta. Uno de mis sueños de infancia era aprender a tocarlo, pero no pudo ser. Qué rato tan estupendo y agradable tuviste que pasar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo fue, sí. Además, Isabel es una grandísima pianista. Ojalá pudiera mostraros a todos cómo fue el concierto. Abrazos.

      Eliminar
  7. Estoy un poquio lejos para ir, una pena. Se ve que has disfrutado mucho por lo que seguro que merece la pena. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que merece la pena. ^^. Abrazos.

      Eliminar
  8. Uff interesante y mucho. Lástima que me pille a desmano. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola tocaya. Sí, es una lástima. Yo intentaré disfrutarles más veces para contároslo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo no puedo ir pero dejará de haber forma de escucharlos a gusto. Y oportunidades!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mientras. Habrá oportunidades nuevas, ya lo creo, y pienso aprovecharlas todas; :D. Abrazos.

      Eliminar
  11. Qué experiencia más interesante, me encanta lo que he leído, quien lo pillara cerquita
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que te encantaría. Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...