miércoles, 8 de enero de 2014

Los sueños

En  estos días que acaban de dejarnos, en los que tanto se habla de sueños, de magia, de ilusiones, me gusta imaginar como sería mi vida si se cumplieran esos sueños. Os aseguro que no habría ni diamantes, ni abrigos de visón, ni coches deportivos, ni actores de Hollywood a mi lado (bueno, mentira, alguno sí que habría, jeje). Habría libros, muchos libros, y serían todos míos. 
Foto de Lara Swimmer
   Hace ya bastante tiempo que leí una noticia en la prensa que me hizo pensar en esa magia de la que hablaba al principio. La noticia era tan sorprendente que solo podía ser un milagro: un antiguo centro comercial, cerrado a causa de la crisis, se convertía en una biblioteca pública, y lo más sorprendente de todo era que había sido una idea llevada a cabo por un ayuntamiento. Sí, sí, como lo oís. El ayuntamiento de McAllen, en Texas, una ciudad de 130.000 habitantes, decidió aprovechar el enorme espacio de un antiguo centro comercial para crear una biblioteca pública con numerosos servicios y una amplia zona para actividades culturales. ¿No os parece un sueño? Se encargó, a un estudio de arquitectura, un proyecto lo más económico posible y los responsables decidieron ocuparse, sobre todo, del acondicionamiento del edificio para crear espacios útiles, con algo de cristal por aquí y un poco de yeso por allá, que diera lugar a un gran centro donde poder llevar a cabo distintas actividades. 
Foto de Lara Swimmer
   Si hoy en día pueden ocurrir cosas como estas, aunque sea en un país lejano llamado Estados Unidos, ¿por qué no podemos imaginar todo lo que queramos? ¿Por qué no soñar lo inimaginable?
   Por ejemplo, a mí me gusta imaginar que un gran aristócrata, a quien alguien le ha hablado de mí, decide que ya va siendo hora de poner en orden los papeles familiares y, sobre todo, reorganizar la gran biblioteca de una de las mansiones de la familia, situada en un sitio tan maravilloso como la colección de libros que guarda. Entonces, se pone en contacto conmigo, yo acepto el trabajo y, en un abrir y cerrar de ojos, me veo rodeada de grandes estanterías de madera repletas de libros increíbles, todos para mí, para catalogar y clasificar. Y por si esto fuera poco, entre ese mundo de libros olvidados y mal organizados, descubro una auténtica joya bibliográfica que me pone los pelos de punta y me hace perder la respiración. Y no me pongáis esa cara; este sueño mío es tan increíble como montar una biblioteca pública en un antiguo centro comercial, no me digáis que no.
   Así que, voy a seguir soñando con grandes bibliotecas, con miles de personas aficionadas a ellas y con instituciones políticas dispuestas a levantarlas. ¿Por qué no?

33 comentarios:

  1. Aquí en Sant Sadurní d'Anoia, pueblo con 12 mil almas, en Barcelona, Cataluña, ha sido aprobado en el pla municipal la reforma de un viejo y abandonado edifício que ocupa toda una manzana delante de plaça más popular del pueblo, para que sea la nueva biblioteca. Las obras ya han empiezado.

    ResponderEliminar
  2. No me puedo creer que alguien tenga esas ideas tan maravillosas como la de crear una biblioteca en las instalaciones de un centro comercial. ¡Qué guay!.
    Por cierto, seguro que ese aristócrata necesita dos bibliotecarias. Juntas haríamos un buen trabajo;-)
    Besotes y a seguir soñando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Se iba a quedar la biblioteca "niquelá"... ¡Ay! Qué bonito es soñas. :D. Abrazos.

      Eliminar
  3. Está claro que también pasan cosas buenas aunque no nos las quieran contar o se cuentan en sitios pequeños. Pero podemos seguir soñando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Debemos" seguir soñando. Y seguir buscando más cosas buenas ;D. Abrazos.

      Eliminar
  4. No se puede vivir sin soñar, y tu sueño es precioso, pero si aparece ese aristócrata y encuentras la joya bibliográfica que quite la respiración, no te olvides de comentárnoslo para que pasemos por esa biblioteca familiar y, aunque sea a escondidas y con poca luz, también podamos leer esa maravilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Tranquila que si aparece ese aristócrata o quien sea, me da igual el rango, va a ser más sonado que si descubren al monstruo del lago Nes. Yo organizaré yo visitas guiadas, ;D. Abrazos.

      Eliminar
  5. Si, soñemos.
    Pd. Yo quiero una biblioteca como esa...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mira si se hiciera algo así en este país, sería un milagro. Aquí en vez de abrir, cerramos. Una pena. Habría que tomar ejemplo de estas iniciativas. Besos tocaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Pero oye, lo mismo cunde el ejemplo, nuncs se sabe. Abrazos.

      Eliminar
  7. Creo que es algo muy importante hoy en día, seguir teniendo sueños y no perder la ilusión por que en algún momento lleguen a hacerse realidad...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso que muchos de mis sueños son pelín creibles, pero soñar es gratis. Abrazos.

      Eliminar
  8. Una entrada preciosa, Marisa. En mis sueños tampoco hay joyas ni cosas de esas (un actor de Hollywood sí, yo también, je-je).
    La historia de la biblioteca de Texas me ha encantado, y estoy de acuerdo en que si algo así ha podido suceder, cualquier cosa que soñemos será factible también.
    Ojalá se haga realidad tu maravilloso sueño bibliotecario.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de mi sueño lo veo un poco difícil, :-) , pero lo de la biblio... quien sabe. Abrazos.

      Eliminar
  9. Me encanta ese sueño tuyo, precioso! Espero de corazón, que se cumpla.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, lo veo un poco complicadillo, jeje. Abrazos.

      Eliminar
  10. En mi ciudad teníamos un antiguo almacén de vino que ocupa toda una manzana y que llevaba años cerrado hasta que en 2001 empezaron a rehabilitarlo como centro cívico polivalente. Desde hace cuatro años disfrutamos de una biblioteca (mediateka) maravillosa y de mil cosas más. Es este: http://www.alhondigabilbao.com
    Sigue soñando porque, a veces, los sueños se hacen realidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabe la alegría que me das, hay espetanza. Como nos ontaba tambien Flavio en el primer comentario parece que estas cosas pasa, por suerte, :-) . Abrazos.

      Eliminar
    2. Perdón, perdón, por tantos errores: cuando no escribo desde el ordenador, me es casi imposible no cometer errores... Lo siento :(

      Eliminar
  11. Comparto tu sueño: creo que para los que amamos los libros, trabajar en una biblioteca sería una especie de paraíso terrenal. Quién sabe, quizás si lo pides con mucha fuerza se acabe cumpliendo! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá. Lo soñaré con los puños cerrados. ;-). Abrazos.

      Eliminar
  12. Yo también comparto tu sueño, aquí han cerrado algunas bibliotecas y es una verdadera lástima.
    Lo dicho, este año... me uno a tu sueño
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Quizás uniendo muchas energías, esto cambie. Abrazos.

      Eliminar


  13. HOLA! Te invito a participar de mi nuevo BLOG LITERARIO http://labibliotecadenatalia.blogspot.com ! El mismo aun esta en construcción, pero puedes afiliarte y formar parte haciendo click en "ÚNETE AL BLOG". Pronto podrás encontrar reseñas, frases, recomendaciones y comentarios sobre libros y más. TE APUNTAS? Por favor!!


    <<< http://labibliotecadenatalia.blogspot.com.ar >>>

    ¿¿¿NOS SEGUIMOS???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de pasarme por tu blog y, si compartimos cosas, me quedo. Abrazos.

      Eliminar
  14. Me sumo a ese sueño, sin dudarlo!! ;.)

    ResponderEliminar
  15. Este es uno de esos sueños que merecen cumplirse. Me encanta la historia del centro comercial convertido en biblioteca, como la calabaza convertida en carroza para el pensamiento.No debería ser una rareza. Creo recordar q que en Santander se reconvirtió el antiguo edificio de Tabacalera en biblioteca o centro cultural... Creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que hay más de un caso también por estos lares, pero casi seguro que fue hace ya bastante tiempo. En los últimos seis o siete años me extraña que se haya invertido en bibliotecas, pero ojalá me equivoque, :). Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...