domingo, 3 de noviembre de 2013

La perfecta terapia de escribir listas

Olivia o la lista de los sueños posibles, de Paola Calvetti, llegó a mis ojos a través de uno de esos miles de listados que aparecen en revistas y otras publicaciones y sobre los que solía volar de pasada porque siempre me encontraba los mismos títulos. Quizás por eso, cuando mis ojos se chocaron con una autora italiana y con una protagonista que se dedicaba a escribir listas para organizar su vida, no pude resistirme a conseguirla.
   Quienes me conocen bien saben de mi adicción a este mecanismo de control (¡No te rías Laura!). Hago listas para todo: para la compra, para las tareas de casa, para los regalos de cumpleaños, para organizar la maleta, para recordar mis deberes, para organizar mi cabeza, para no volverme loca, para hacer régimen. Esos mismos que me conocen bien saben que no hago caso de ninguna de ellas o que las rehago y reescribo infinidad de veces, porque cada nueva vez me surgen nuevas ideas "imprescindibles" que no había incluido las veces anteriores. En fin, un desastre absoluto. Y sin embargo, no puedo vivir sin ellas.
   Esta conexión que sentí con la protagonista de la novela hizo que me pusiera manos a la lectura tan pronto como conseguí el libro y que dejara un poco abandonado el que tenía entre manos en ese momento. Según leía una página tras otra, comprobaba cómo esa conexión crecía por momentos, no solo por las listas, sino por otros rasgos de Olivia que me resultaban muy, muy familiares. Aunque la novela me ha defraudado un poco porque me ha resultado un tanto ligera, pocas veces me he visto retratada de esta manera en un personaje ficticio, porque es ficticio, ¿no? Estoy segura de no conocer a la autora. Ha sido una sensación extraña verme retratada en algunas escenas de la novela, con mis neuras, mis miedos, y algunas de mis experiencias vividas. 
" (...) me doy cuenta de que, (...), no se trata tan solo de una cuestión de trabajo, sino más bien de mi 'puesto en el mundo' ".
 "Me estoy convirtiendo en una vintage".
   Sin embargo, la sensación que he tenido a lo largo de todo el libro ha sido que había que haber vivido algo parecido para sentirse conectado con la protagonista. En general, la historia me ha resultado ligera.
   
   Olivia se queda sin trabajo y, perdida, se refugia en una cafetería en donde se pasa prácticamente todo el día, con miedo a marcharse, intentando poner orden en su vida, con sus listas, con el recuerdo de su abuela, con la que habla de vez en cuando, y con su su polaroid, de la que colecciona todo tipo de fotos al instante. No se trata en ningún momento de un conjunto de lamentos y lloriqueos, ¡Ni hablar! La autora incluye muchos guiños al sarcasmo, por ejemplo, me han gustado los retratos que hace de las personas que van pasando por el bar mientras ella está allí, yo misma me los he encontrado miles de veces. Pero cuando intenta reflejar los pensamientos, sus pensamientos, lo hace de forma confusa y no consigue conectarnos con el personaje. A veces, cuesta entenderla, quizás sea su forma de reflejar la confusión mental de la protagonista ante una situación difícil, pero a mi modo de ver solo confunde al lector. 
   De forma paralela, aparece otro personaje, Diego, que nos cuenta su propia historia, también con sus quebraderos de cabeza, sus recuerdos más amargos, sus preocupaciones llevadas a cuestas desde la infancia, y su día de desesperación. Ellos están entrelazados, sin encontrarse hasta el final, como por arte del destino. 
   Los mimbres de la novela son buenos: dos personajes atravesando una situación difícil, sus sentimientos más íntimos, cierta conexión lejana entre ellos, pequeñas situaciones cotidianas que todos conocemos, etc., pero sin conseguir la profundidad necesaria para meterte totalmente en la historia.
   ¿Os recomiendo su lectura? Por qué no. Es una novela fácil de leer, entretenida en muchos de sus pasajes, con un punto de esperanza. En mi opinión, es buena para esos momentos perdidos, de viaje en el metro o en el tren, o mientras esperamos a que llegue ese amigo impuntual. ¿Alguno de vosotros la conocía?

20 comentarios:

  1. A mí es una novela que no me termina de llamar, estoy segura de que luego si decido leerla me resultará entretenida pero de momento no creo que me anime
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tatty. Yo me esperaba algo con más sustancia, la verdad, pero es una novela agradable. Si te decides a leerla, me encantará saber tu opinión.

      Eliminar
  2. ¿Cómo sabías que me reiría? En fin, ya me la dejarás, jajaja. Casi que la dejo en espera muy larga. Aún estoy intentando encontrar tiempo para empezar la de J.K. Rowling, y eso que tengo muchas ganas de leerla. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no voy a saber que te reirías. ¡Te conozcooooo! ;-) No te preocupes. Ya llegará su momento. Ahora, a por la Rowling, es una gran novela. Besos.

      Eliminar
  3. Le tenía muchas ganas, después leí unas cuantas reseñas que me dejaron fría. La tengo apuntada por si en algún momento me apetece algo ligero.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena opción. Puede resultar muy relajante después de algo "apretadito". Abrazos.

      Eliminar
  4. Yo tb soy de hacer listas, es la mejor forma de reflexionar y encontrar conexiones :)

    ResponderEliminar
  5. Me lo apunto! También me van mucho las listas, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia. Además su lista es de lo más interesante. Abrazos.

      Eliminar
  6. Lo de las listas está muy bien. Muchas veces se nos olvidan las cosas. Si no hago lista cuando me voy de viaje, se me olvida algo, seguro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hacía varias listas diferentes cuando viajaba. Era una de las mejores partes de la preparación, je, je.

      Eliminar
  7. Yo tampoco puedo vivir sin listas, las necesito como buena amante del orden que soy. Y porque no confío en mi memora, claro :-D
    Muy ameno tu comentario del libro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles. Soy una auténtica obsesa. Mi memoria tampoco me deja desprenderme de ellas. Abrazos.

      Eliminar
  8. Hola,

    ¡Felicidades! Te he nominado al premio Liebster Awards. Aquí te dejo el link para que lo leas:

    http://portadordehistorias.blogspot.co.uk/2013/11/nominado-al-premio-liebster-awards.html

    Espero que lo disfrutes.

    Un saludo, nos leemos!

    El portador de historias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es mi tercera nominación ¡yupiii! Dentro de poco responderé a las preguntas. Abrazos.

      Eliminar
  9. A mí este libro me gustó. Además me pareció distinto a lo que cabría de esperar. Parecía una simple historia de amor más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Albanta. ¿Sabes que leí tu reseña cuando publiqué la mía? Me sorprendió muchísimo lo diferentes que fueron nuestras impresiones. Para mí le ha faltado esa profundidad que tú has encontrado en las reflexiones de los personajes. Y el final me parecía obvio. En fin, esto es lo bueno de comentar los libros, los diferentes puntos de vista que tenemos cada uno. Gracias por darnos el tuyo. Abrazos.

      Eliminar
  10. Me costó un mundo acabarla. Me resultó casi insufrible y no me aportó nada de nada. Tan poco que ni le he hecho reseña...
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía! En mi caso no fue tanto, pero sí que me esperaba más. Abrazos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...