domingo, 6 de octubre de 2013

¿Nos vamos a Roma?

www.telecable.es
¿Qué te parecería viajar a Roma y recorrer las calles y las plazas por dónde anduvo Joan Serra? ¿Qué tal plantarse delante de la esquina en la que estuvo su librería? ¿Tomarse un café en la plaza en la que Anna, su mujer, hacía la compra? ¿Pasear por las calles que recorrían los principales personajes de la novela, desde el Vaticano al Campo de'Fiori? ¿Estaría bien, verdad?
   Pues eso mismo vamos a hacer ahora gracias a un itinerario que he preparado para movernos por una ciudad que siempre te sorprende. Además, este no será el itinerario habitual de cualquier agencia de viajes, sino que podrás conocer otra forma diferente de visitar la ciudad eterna. Esta vez recorreremos Roma siguiendo los pasos literarios de una novela Tiempo de cenizas. 

 "Aquella no era una librería cualquiera, sino que se trataba de la mayor y más hermosa de la Roma del papa Alejandro VI. (...) Ocupaba la parte delantera de la planta baja (...) en la esquina del Largo dei Librai con la Via dei Giubbonari".
    Así se nos presenta la librería de Joan y Anna Serra. Estamos en el primer núcleo importante de la novela. En estas calles tienen lugar las más interesantes intrigas y enfrentamientos entre los catalani y sus enemigos. Y a él volveremos al final de este paseo que os propongo que empecemos casi al atardecer, para recorrer esas calles tal y como la hacía nuestro protagonista:  "(...) la luz disminuía con rapidez y en la puerta de alguna casa alumbraba ya una antorcha (...)"
   El otro gran centro de la novela en la que se "cuecen" las mayores intrigas y aventuras de nuestro protagonista es el Vaticano. Dentro de sus salas, Joan Serra se mueve por las estancias privadas del papa Alejandro VI y de César Borgia, y fuera de ellas, trata de burlar a la guardia que protegía la Santa Sede de sus enemigos exteriores en el Castel Sant'Angelo: "Rodeada por murallas, unas servían para la protección de la Santa Sede frente a sus enemigos externos y otras, (...) defendían el enclave papal de sus enemigos en la propia Roma". Y así empezaríamos esta ruta, recorriendo las calles y plazas que tantas veces recorrerá nuestro héroe en la novela. 

Empecemos


"Intercambió saludos con los guardas situados en las torres al otro extremo del puente y se adentró a continuación por las calles que le conducirían al Campo de'Fiori y a su casa".
   
   Empezaríamos el recorrido en la misma plaza de San Pedro, desde el mismo centro, junto al obelisco, para disfrutar de toda la perspectiva de este lugar que parece que nos abraza con las alas de columnas laterales diseñadas por Bernini. Antes miraremos hacía la basílica de San Pedro para ver como el sol va bajando por detrás de la cúpula. ¡Ojalá fuera posible visitar las estancias privadas del papa para sentirnos como los personajes de la novela y de la Historia! Desde aquí, haríamos lo que cualquier visitante hacía en aquella época, dirigirnos al Castillo de Sant'Angelo para pasar el control de seguridad de la guardia vaticana antes de salir de la ciudad papal: " Los soldados vaticanos (...), de guardia bajo la enorme mole del castillo (...) saludaron a Joan (...)". ¿Cómo? Siguiendo el viale della Conziliazione, disfrutando de sus edificios, de sus escaparates y de sus pequeñas terrazas, después el Largo Giovanni XIII y luego el Lungotevere Vaticano, para alcanzar finalmente la fortaleza.
sobreitalia.com
   Ya estamos en este majestuoso edificio que empezó siendo el mausoleo del emperador Adriano para ser después varias veces prisión, también residencia de Miguel Ángel y finalmente museo. 
   "Dejando a sus espaldas la formidable fortaleza, Joan enfiló a paso ligero el puente de Sant'Angelo, que unía el Vaticano con Roma". Y de este modo, también nosotros cruzaríamos el Tiber para llegar, por la via del Banco del Santo Spirito al Largo Ottaviano Tassoni  y de aquí al Corso Vittorio Emanuele II, una de las calles más importantes y especiales de Roma. Esta calle está llena de maravillas. Majestuosos edificios de todas las épocas, imponentes comercios, muchísima vida y bullicio en sus aceras.

   Casi al principio de la misma, en el nº 284, ya nos encontramos con el Palacio Sforza, punto desde donde parte Juan Borgia para encontrar su destino: "(...) la comitiva llegó frente al palacio del cardenal Sforza (...). Allí Juan Borgia les dijo a sus acompañantes que le apetecía pasear por la ciudad por su cuenta y, (...), se fue con su escudero"
   Lo que Joan Serra recorría entre antorchas apostadas en las esquinas de algunas calles y la oscuridad que asomaba de los callejones más pequeños, nosotros lo podemos hacer también siguiendo via Cerri, via del Pellegrino y via dei Cappellari, para llegar finalmente al Campo De'Fiori, testigo de más de un enfrentamiento, de un intento de secuestro o de un simple paseo por los tenderetes del mercado."Era una luminosa mañana, había mercado de telas y artículos varios en el campo de'Fiori".
  Y así continua siendo esta plaza, una de las más populares de Roma, una plaza llena de magia que todavía conserva la vida de los mercadillos. Un lugar que te permite disfrutar tanto de sus edificios históricos, como el palacio Orsini, como del encanto de sus terrazas, puestos de flores, diversos comercios y románticos restaurantes para cenar.
   Ya se ha hecho de noche. Ahora, despacio, después de un excelente capuccino, pasearemos tranquilamente por la via dei Giubbonari hasta el Largo dei Librari en donde dejaremos al protagonista descansando en la primera planta de su librería, junto a su esposa.
   "Por su parte, el Largo dei Librai era una plazoleta que gozaba a la vez del intenso tráfico de la Via dei Giubbonari en uno de sus extremos y de la paz de quedar cerrada en el otro por la iglesia de Santa Barbara dei Librai". Nosotros visitaremos esta plaza tan coqueta por la mañana y veremos la Iglesia de Santa Barbara dei Librari (Via dell'arco del monte) y los escaparates de lo que seguramente fue la más famosa librería de Roma en tiempo de los Borgia.
   ¿Os apetecería hacer este viaje? ¿Qué otros viajes literarios os gustaría hacer?

Este es uno de los posibles recorridos que aparecen en la novela. Si estáis interesados en ellos, estaría encantada de prepararos esa visita especial.

4 comentarios:

  1. Buen recorrido; no veas cómo me apetece hacerlo! Italia es una de las asignaturas pendientes que más me duelen, porque llevo años planeando viajar allí y no he tenido oportunidad... Pero para el año que viene me lo plantearé en serio! Puede que, entonces, haga caso de este itinerario... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto echo de menos Italia; hace tanto tiempo que no vuelvo. Por eso, este "viaje literario" me parecía tan sugerente. En fin, habrá que esperar. Mientras, soñaremos.

      Eliminar
  2. ¡Oh, Roma! Me encanta. Si algún día tuviera que irme de España, me gustaría que fuera a Italia. Sólo estuve una vez, pero es uno de esos países a los que siempre hay que volver de nuevo porque nunca es suficiente. Muy buena entrada, me están entrando muchas ganas de leer el libro.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Seri. Me alegro de que te haya gustado. A mí también me gustaría volver a Roma y más para hacer un recorrido con encanto, como este. Abrazos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...